Instituto Cristífero

“Para ser testimonio del Amor del Padre para y desde el mundo”

Pinceladas bíblicas cotidianas

Lunes 23-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 4,20-25 / Lc 1,69-70.71-72.73-75 / Lucas 12,13-21

Hoy nos recuerda san Pablo en la carta a los Romanos que el justo, el santo, el salvado vive de la fe; decimos: este es un hombre de fe, ¿por qué?, porque va al templo, no; porque es de comunión frecuente, no, eso no es signo . Eso es fuente o debería ser fuente del signo de que vive de fe.

Nuestros bautizados, aun los de comunión frecuente, los consagrados, tienen en cuenta que instante a instante deben juzgar si es bueno o malo, si es lo que se debe hacer o no, teniendo presente la enseñanza de Jesús. Vivir a cada instante interpelados por la fe, desde lo más pequeño; qué piensa Jesús de por ejemplo si debo comprarme unas medias. Dios está atento para aprobar, esto sí o esto no.

Jesús en la parábola llama al rico insensato porque no tenía en cuenta si a los ojos de Dios era rico o era rico para sí. Este tema interpela el bolsillo de todos nosotros, las cuentas bancarias de todos los bautizados; interpela los gastos grandes y pequeños.

Con esta parábola san Juan Pablo II llegó a afirmar que toda propiedad privada está embargada; lo cual quiere decir que todo lo que tenemos no es todo para nosotros, hay que tener en cuenta a los demás. Esto se realiza adquiriendo un corazón siempre dispuesto a compartir, atento a las necesidades de los demás.

Para terminar siendo ricos ante Dios, el tesoro inestimable de la felicidad eterna, tener presente lo que dijo san Juan Pablo II en Viedma: “si hay un hombre o mujer, un niño, un joven, un adulto, un anciano en necesidad, un cristiano no puede vivir tranquilo”. Nuestras comunidades no pueden vivir tranquilas porque han participado de la misa dominical; tienen que preguntarse qué tienen que hacer como comunidad. Nada de protestas inútiles y resentidas a veces, sino ponerse a educar en el evangelio a la ciudadanía argentina, porque desde allí salen los dirigentes del mañana, educar en el compartir y no en el acumular.

Domingo 22-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Isaías 45,1.4-6 / Sal 95,1.3.4-5.7-8.9-10a.10e / 1 Tesalonicenses 1,1-5b / Mateo 22,15-21

Esta frase de Jesús, esta afirmación “dad al César lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”, después de 2000 años que se pronunció, sigue incomprendida en muchos sectores, religiosos y no religiosos, como han pretendido usarla contra el mismo Jesús, en los cristianos. Jesús defiende tanto a Dios como al ser humano, porque Dios tiene sus derechos por ser Dios, y los seres humanos tienen derechos. Derechos que ha creado el mismo Dios y los respeta. Jesús defendió al hombre antes que defender a la ley religiosa. No hay que entenderlo como oposición.

Se quiere la paz, no levantar el valor solamente de la libertad, o el valor de la justicia; no pretender hacer la paz con una verdad abstracta, o un amor sin contenido real. Si quieren la paz hay que respetar la verdad, la justicia, la libertad y el amor.

Hay que respetar lo absoluto que es Dios y la autonomía de valores humanos. A propósito de esta frase, para comprenderla en su amplia proyección, les recomiendo leer la Constitución Gozo y Esperanza (Concilio Vaticano II), la declaración Dignitatis humanae sobre la libertad religiosa (Concilio Vaticano II), y la Exhortación Evangelii Nuntiandi en sus Nº 70 y 71.

Jesús sale por los fueros de los derechos humanos y los derechos divinos, que incluso llegan a ser los derechos humanos, derechos divinos, porque es el creador de los derechos humanos. 

Sábado 21-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 4,13.16-18 / Sal 104,6-7.8-9.42-43 / Lucas 12,8-12

En todo momento que leamos el evangelio, lo tenemos que hacer escuchando al mismo Jesús que nos infunde su Espíritu. El tema que trata hoy cuesta mucho comprenderlo sin una clara y profunda ayuda del Espíritu Santo. Jesús exige que seamos testigos; anunciamos a Jesús en la medida que somos testigos de su vida, de su muerte, de su resurrección y glorificación, de su presencia, porque Él es sabiduría y poder de Dios.

A veces se pretende reconocer a Jesús porque el día de Navidad y de Pascua se va a misa. Es con nuestro modo de vivir, de encarar la vida instante a instante como lo reconocemos a Jesús. Modelo de reconocimiento de quién es Jesús es María, la Madre de Jesús; que no lo reconoció simplemente cuando aceptó ser su Madre, o en Navidad en Belén. Ella iba contemplando todo lo que acontecía en Jesús a cada momento.

En nuestro caso, de acuerdo a lo que se es, vamos reconociendo instante a instante a Jesús. ¿Cómo reconoce a Jesús una maestra, un médico, una madre y esposa, un político? Hablando a Jesús, de sus alumnos, de sus pacientes, de sus hijos y esposo. Reconocer a Jesús en nuestra historia. El que reconoce a Jesús, ora sus días, sus instantes, su vida más íntima escuchando a Jesús que está permanentemente con su Padre, cuidándonos. Reconocer a Jesús es ir tomando conciencia de su presencia en nuestra historia personal, en nuestra historia social. Preguntarnos todos los días, ¿hoy he reconocido a Jesús?

Y el otro tema brevemente, una aclamación que aparecería como que Dios no perdona todos los pecados; claro que sí, pero quien peca contra el Espíritu santo es el que lo niega. En una comparación sería aquel que quiere ver y cierra los ojos.

Viernes 20-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 4,1-8 / Sal 31,1-2.5.11 / Lucas 12,1-7

En este capítulo Lucas reúne varias enseñanzas de Jesús. Me voy a quedar con una que es de suma importancia para una convivencia fraterna, una convivencia en paz, y es la transparencia. De un modo particular los discípulos/as de Jesús, ser transparentes unos a otros, no vivir escondiéndose unos de otros. Es notable como la tendencia adamítica nos lleva a reproducir de alguna manera lo que hicieron Adán y Eva después del pecado; pretendieron ocultarse del mismo Dios, y a Dios no se le engaña. Podemos sí engañar aún a personas muy cercanas en las relaciones, pero ese engaño hay que revertirlo con un sinceramiento. El que vive engañando vive pesaroso, no tiene paz. 

Jesús pone la transparencia como un distintivo de cristiano, la sinceridad para con el otro. Cuántos equívocos, disgustos, desencuentros, divisiones se evitarían abriéndonos sinceramente al otro. Tomar esto como una característica personal; que se pueda decir lo que Jesús dijo de Natanael: un hombre noble, sin doblez. Aspiremos a ser hombres y mujeres sin doblez, y de esta manera vamos a contribuir como los que más, para vivir en autentica y verdadera fraternidad de hijas e hijos de Dios. 

Jueves 19-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 3,21-30ª / Sal 129,1-2.3-4.5 / Lucas 11,47-54

Hay que seguir el consejo del salmista de hoy que nos habla de la atención, de la expectativa del centinela que espera la aurora para su relevo. Nosotros tenemos que leer la Palabra de Dios con mucha expectativa; qué nos dice hoy para nuestra vida, para esta situación determinada. Leerla escuchando a Jesús que nos habla por ciertas mediaciones, la de la Iglesia, los pastores, quienes nos guían.

El evangelio de hoy es muy actual; no lo leamos superficialmente como algo pasado. Esta advertencia de Jesús de no levantar monumentos para encontrarnos con Dios, no levantar monumentos suntuosos, en actividades religiosas solemnes que grandes revestimientos, y descuidar a Dios mismo, a Jesús. Hay que cuidar la pastoral projimal; qué necesidades tienen. Las comunidades tienen que volver a distinguirse de alguna manera, con estructuras actuales, como las primeras comunidades que vivían en la alegría de la fraternidad. No tenían templos, la eucaristía no se celebraba con vasos sagrados ostentosos, sino que compartían lo que tenían con mucha fe en la presencia real del pan del cielo. Cuidemos ante que nada la fe; la Iglesia es fe y aprendizaje de cómo vivir la fe en nuestra historia personal y comunitaria. Compartir antes que usar el dinero. Quizás antes de levantar una capilla, primero cuidar de los templos vivos de Dios que viven en el desamparo.

San Juan Pablo II ha llegado a escribir en la encíclica Ricos en misericordia: ha llegado el momento en que nuestras comunidades tienen que preguntarse si para socorrer las necesidades de los demás, no habría que vender los vasos sagrados.

Veamos qué podemos hacer, cómo aplicar en nuestras familias, comunidad la encíclica Populorum Progressio.

Miércoles 18-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: 2 Timoteo 4,9-17ª / Sal 144,10-11.12-13ab.17-18 / Lucas 10,1-9

Teniendo en cuenta la festividad de san Lucas, el autor de los Hechos de los Apóstoles, es una breve pero riquísima síntesis de los primeros pasos de la Iglesia de Jesús; teniendo en cuenta la primera lectura y nuestra propia experiencia, haría una síntesis: la historia de la Iglesia se reduce a reunión+conflicto+Espiritu Santo=comunión. El conflicto en la Iglesia es inherente porque los participantes somos nosotros que tenemos una herencia adamítica, y nuestras tendencias no son naturalmente las del Espíritu que hace comunión, unión. Nosotros naturalmente hacemos división.

Por eso que no hay que alarmarse pero estar atentos que todas nuestras reuniones si quieren ser de discípulas/os de Iglesia de Jesús, tenemos que estar animados del Espíritu, que supere todos los conflictos; no vivir alienados en una Iglesia sin conflictos, pero vivir con fe. La fe en Jesús es la que va haciendo Iglesia.

La lectura del evangelio es una carta magistral para la misión de la Iglesia. La Iglesia es misión, si no, no es la Iglesia de Jesús. La Iglesia en salida, la Iglesia misionera, como sueña nuestro papa Francisco, tiene que salir con sencillez, no imponer sino con actitud de servicio para lo que el otro necesite. Volver a una Iglesia despojada de poder, de riquezas, comodidades, para anunciar el evangelio como lo anunció Jesús, desde los pobres a todos.

Martes 17-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 1,16-25 / Sal 18,2-3.4-5 / Lucas 11,37-41

Toda Palabra de Dios es un tesoro para nuestra vida; no nos quedemos los que tenemos fe y la gracia de ser cristianos, con un comentario por ejemplo en la homilía. Les recomiendo leer comentarios de la Biblia Latinoamericana; releer los salmos.

En el evangelio de hoy, aparentemente en un primer momento puede parecer muy duro, que ha sido de la Palabra de Jesús manso y humilde de corazón, ha salido del amor de Dios.  

No sé si han presenciado la bofetada dada por un médico a una persona atacada de neurosis para hacerla reaccionar. Lo que aparentemente fue dureza, severidad en la palabras de Jesús para hacer reaccionar a una persona orgullosa; ésta es una mezcla de persona engreída, pretensiosa, y a su vez inmadura, se cree lo que no es. Por eso Jesús le dice insensato al fariseo.

La actitud farisaica es la que tomamos nosotros si nos descuidamos que quedamos satisfechos por actos piadosos, hasta la comunión diaria, pero no cuidamos nuestro interior, nuestro corazón, que es el centro de nuestras opciones. Seguimos optando por capricho personal, interés personal, por gusto personal, por un “yoísmo” prácticamente idolátrico de sí mismo.

Así no nos vamos convirtiendo. Los actos de piedad, la participación de los sacramentos, de la lectura de la Palabra de Dios es para ir transformándonos, de tal manera que nuestros criterios sean los de Jesús, nuestras acciones tienen que ir transparentando impulsos del Espíritu Santo.

Cuando Jesús encuentra una coraza muy dura en una persona, la sacude para que reaccione como al fariseo.

Lunes 16-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 1,1-7 / Sal 97 / Lucas 11,29-32

Qué actual es todavía en este tiempo de Iglesia que estamos viviendo, la advertencia de Jesús que no busquemos otros signos, que Él confiando el proyecto que le había señalado el Padre Dios, animado por el Espíritu de la verdad y del amor, el Espíritu Santo, se entregó a la muerte en cruz y el Padre Dios por ese amor obediencial de Jesús, lo resucitó para que nosotros haciendo comunión con Jesús el crucificado pero resucitado, camináramos seguros por el camino de la salvación eterna, por la capacidad de desbordar la presencia del Espíritu en hechos de bondad, de servicio recreando la vida humana en vida de convivencia fecunda y fraterna.

Cuando la Iglesia no tiene como centro, fuente y cumbre de vida cristiana a Jesús, a su muerte y resurrección, a Jesús pascual, la Iglesia perdió sentido de ser Iglesia pascual. Por eso que el Concilio en boca de san Juan XXIII llama a vivir en la Iglesia a beber la fuente de la Iglesia, a la manera de la primeras comunidades; y el nombre de cristianos se les dio desde afuera de la Iglesia a hombres y mujeres que se convertían en buenos y fraternos entre sí porque creían en un Jesús que murió y resucitó.

El Concilio volvió a centrarnos en la pascua. Hay que recuperar el proyecto de Jesús personalmente y en nuestras comunidades, recuperar la fe en Jesús muerto y resucitado, y recuperar la eucaristía como cumbre de la vida cristiana. 

Domingo 15-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Isaías 25,6-10ª / Sal 22, 1-6 / Filipenses 4,12-14.19-20 / Mateo 22,1-14

Las lecturas de este domingo de una manera evidente, clarísima, tienen una idea conductora, que lo expreso en una palabra: el cuidado; cómo somos cuidados por Dios. En los salmos muchas veces hablan de Dios protector, estamos protegidos. Agradezcamos a Dios su mano protectora sobre nosotros instante a instante, no cuando nos acordamos de Él; Él se acuerda de nosotros.

Esta parábola resume toda la historia de salvación y nuestra historia personal en el proyecto de Dios. Desde que el hombre se apartó de Él, Él sale al cuidado y envía profetas, sacerdotes, patriarcas y al final a su propio Hijo Jesús. No obstante el rechazo que tuvo su Hijo por el pueblo elegido por preferencia. Dios en su amor vuelve, lo resucita y el rechazo se convirtió en algo mejor.

Ese afán de Dios Padre a través de Jesús de salvarnos, no nos salva sin nuestra libertad. En la comparación el que entra a la Iglesia es el bautizado que sigue con prácticas religiosas pero no responde a los cuidados de Dios; está sentado a la mesa sin el traje de fiesta. No basta decir Señor, Señor, ser piadosos, ir a misa el domingo, comulgar, pero no se ha cuidado en la semana de hacer el proyecto, la voluntad de Dios sobre cada uno. Hay que responder desde lo personal y comunitario al proyecto de Dios, no a los propios, a los caprichos, planes personales.

Esta parábola no es terrorífica, es amorosa, es la de un Padre que dice cuidado hijos míos, aliméntense bien, sigan los consejos, enseñanzas, correcciones. Dios nos corrige porque nos ama. Escuchemos la Palabra de Dios y pongámosla en práctica y seremos eternamente felices.

Sábado 14-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Joel 4,12-21 / Sal 96 / Lucas 11,27-28

Quién no quiere ser feliz, todo el mundo se mueve buscando la felicidad, la felicidad personal. Y Jesús con una simplicidad que supera toda sabiduría humana, da la sentencia que no la ha dado nadie; experimenta la verdad de esta sentencia sobre lo que es la felicidad que dio Jesús, intenta vivirla. La sentencia es: el que quiera ser feliz que escuche la Palabra de Dios y la ponga en práctica. ¿Qué es poner en práctica la Palabra de Dios?, la obediencia de la fe. Jesús es y será por toda la eternidad, el hombre más feliz, porque el eje de su vida desde su concepción en el seno de su Madre hasta la muerte. Es el Hombre triunfante, y fuente de felicidad a quienes se acercan, porque es la Palabra de Dios.

Vivir en comunión con Jesús es vivir haciendo la voluntad del Padre celestial, que es la de Jesús como Hijo. La médula del ser cristiano es ser obediente a la Palabra de Dios. Los consagrados/as es el cristiano que está llamado a ser la mujer o el hombre feliz en la medida que viva sus promesas y sus votos.

Cuando encuentro personas consagradas problematizadas, angustiadas, que no se contienen a sí mismas, es porque no cumplen la Palabra que le han dado a Dios mismo, la obediencia de la fe. A todos los cristianos, a todo ser humano, no pierdan el tiempo, busquen cuál es la Palabra de Dios que les llega y vívanla, y experimentarán que la Palabra de Dios es infalible, es una experiencia de fe, de felicidad.

Viernes 13-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Joel 1,13-15;2,1-2 / Sal 9,2-3.6.16.8-9 / Lucas 11,15-26   

De todas las lecturas que hemos escuchado hoy y en el marco de los 100 años de la última aparición de Fátima y en coincidencia con que hoy es día viernes, la considero como una de las síntesis del mensaje de la Palabra de Dios. Es lo que Jesús en un momento dado dijo: “cuando sea levantado en Alto todo, todos los atraeré hacia mí”. Esto lo cumplió y lo vive desde su muerte y resurrección, su pascua eterna.

Les recomiendo que todos los viernes de acuerdo del consejo de la Iglesia, los viernes nos dediquemos a una expresión, un gesto de renuncia, de cruz, de penitencia, de oración muy particular centrada en Jesús, en el crucificado y contemplar el misterio de la cruz. Es un misterio de su pascua, central, Fontal y cumbre para toda la Iglesia, el mundo entero que quiera salvarse de la muerte. Es central en la historia; toda la historia a partir de esa muerte vive una historia nueva. Jesús parte en dos la historia a partir de su último suspiro, y el Padre Dios lo resucitó. Es Fontal porque nosotros estamos llamados a beber de esa fuente de gracia. Todo lo que hay en la Iglesia  tiene su fuente y razón de ser en la fe que tengamos en la muerte y resurrección de Jesús, como María, los discípulos. Es cumbre porque después de la muerte y resurrección de Jesús es y será por toda la eternidad el Hombre-Dios triunfador de la muerte y fuente de vida para el mundo entero.

Quienes comulgamos con Él, nos unimos a Él desde la fe participamos también ya de esa cumbre muriendo en comunión con Él. Y en la medida que participamos instante a instante nuestra vida será vivir de pascuita en pascuita, como decía Betty.

Les aconsejo todos los viernes tomarse un momento de contemplación de Jesús muerto y resucitado, en su pascua que será también nuestra eterna y feliz pascua personal.

Jueves 12 de octubre de 2017

En todo momento, pero de modo muy especial, en algunos momentos de su enseñanza, Jesús nos ruega de mil maneras que abramos nuestro corazón a la confianza en Dios que es nuestro Padre y por eso está atento como padre ansioso para darnos lo que necesitamos. Y se lo tenemos que pedir , no para doblegar su voluntad pues El está dispuesto a darnos todo. La petición significa que nos abrimos a la confianza en El con fe, El es Padre y nos va a dar lo mejor.

Es notable, podría haber enumerado miles de peticiones pero pone una petición como lo insustituíble, podemos pedir millones de cosas que son necesarias para ser felices , para vivir en forma triunfante. Y pone una : pedirle al Padre el Espíritu Santo. Ningún don de los que nos quiera dar Dios, lo podemos usufructuar , sin la intervención del Espíritu Santo. Hoy casi no hay cristiano  que no tenga la Biblia, pero si no la lee animado por el Espíritu Santo , no le sirve para nada. Por eso  Santo Tomás dice que el bautizado no puede hacer ningún acto de vida cristiana , sin la animación del Espíritu Santo.

La invocación del nombre de Jesús , la petición en nombre de Jesús, nos entrega al mismo Dios, pero el operador de Dios es el Espíritu Santo. Es el misterio de Dios: Padre , Hijo y Espíritu Santo que está en nosotros pero el operador es el Amor del Padre y del Hijo, el Amor de Dios , que es la Persona del Espíritu Santo.

¿Le pedimos todos los días como algo insustituíble, con un Ven Espíritu Santo?

Serán dichosos y capaces de ser un "Sí, Padre, Hágase tu voluntad en el cielo como en la tierra" , los que invoquemos todos los días al Espíritu Santo.

¡Cómo nos quiere Dios! Entregarse al El, para que nosotros seamos tan felices como es El. Oremos mucho contemplando el misterio del Amor de Dios a cada uno de nosotros.

Miércoles 11-10-2017

En la memoria hoy de san Juan XXIII, el Papa bueno como se lo llama, vamos a hacer memoria orante de los textos que vivió, no solamente conocía y predicaba, los vivía en la vulgaridad de lo cotidiano, en la rutina del quehacer de cada día transformando lo vulgar en extraordinario porque en todo momento se dejaba llevar de las mociones del Espíritu, tenía conciencia de la promesa de Jesús, quien nos ha prometido que si cumplimos los mandamientos de Dios vendrán y harán morada en nosotros. Esta promesa todos los bautizados la podemos vivir.

Juan XXIII creía que Dios era Amor; nosotros creados a imagen y semejanza de Dios, tenemos que amar a Dios y a los demás con el mismo amor con el que Él nos ama, el Espíritu Santo. Juan XXIII otra promesa que vivía: “pidan en mi nombre al Espíritu santo y mi Padre se los dará”. Esta fue toda la trayectoria humana que humanamente no era atrayente, tampoco se destacó su parte intelectual. Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo inspiró a los cardenales a que eligieran a Juan XXIII, porque para Dios era el hombre lleno del Espíritu Santo por su intimidad con Jesús y con Él con el Padre Dios. Así se realizó el proyecto de Dios. Anunció y realizó el Concilio Vaticano II, un real nuevo Pentecostés para la Iglesia.

Conmemorando a Juan XXIII, les ofrezco la oración sencilla que encierra el misterio Trinitario, ella encierra las promesas de Jesús: “Padre Dios te pedimos que colmes nuestros corazones con tu Espíritu de Amor, para hacer siempre tu voluntad y no la nuestra”.

Martes 10-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Jonás 3,1-10 / Sal 129 / Lucas 10,38-42

La Palabra de Dios ilumina el camino de nuestra vida. Hoy se nos presenta en el Antiguo Testamento a Jonás, que tiene dos momentos. En un primer momento no escucha la Palabra de Dios, pretende encarar su vida llevando su plan, y termina hundido en el fondo del mar en la oscuridad del vientre de u pez y con un gran desconcierto interior; nada de su proyecto pudo realizar.

En el segundo momento encara su vida conforme al plan de Dios, y logró, no librarse de lo arduo de la tarea, pero sí realizar una tarea de profeta más allá de sus fuerzas. Estaba Dios con él, y asumió su compañía que había rechazado en un primer momento. Fue un anticipo de lo que Jesús en su evangelio insiste, que para lograrse en la vida y ser feliz hay que escuchar y poner en práctica lo que se escucha, como María de Betania. Por eso le responde a su hermana que ha elegido la mejor parte que no le será quitada.

Esta es la gran lección para nosotros los que tenemos fe, y a los que no tienen fe, darles la solución ante sus problemas: dejarse guiar en el camino de la vida por Jesús que es el Hijo de Dios enviado por el Padre Dios para que nos guíe, a nosotros que somos sus hijos y participamos de la vida de Jesús, haciéndonos semejantes a Él y encarar la orientación y realización de nuestra vida, como un piloto que en medio de las tormentas escucha a su copiloto. Tenemos a Jesús para encarar aún lo más difícil, porque Él es la sabiduría de Dios y el poder de Dios que se hace nuestra sabiduría y nuestro poder en lo personal y en lo comunitario, familiar, social, político, de la Iglesia. Nunca perdamos la esperanza del triunfo si nos acompañamos en nuestra vida de Jesús, que Jesús sea nuestro refugio y nuestro auxilio. 

Lunes 09-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Jonás 1,1–2,1.11 / Salmo Jon 2,3.4.5.8 / Lucas 10,25-37

Esta parábola llamada del buen samaritano, es muy conocida, comentada, pero no pocas veces no se llega a la esencia, a la profundidad de la enseñanza de Jesús, que se sintetiza: “lo vio y se conmovió”. Esta parábola Jesús la da a gente de mucha ciencia teológica, ciencia de la ley de Dios, por eso que respondió teóricamente bien; pero ante la pregunta del escriba de algo muy concreto y existencial, responde con esta parábola. Nada menos que un enemigo se compadeció  y lo trató como a un hermano al herido.

La síntesis de la enseñanza que quiere dar Jesús que si no llegamos a tener la misma mentalidad, si no nos revestimos de los mismos sentimientos de su corazón compasivo que refleja el amor de Dios real, efectivo para cada uno de nosotros, no vivimos la ley del amor, no vivimos la nueva religión que venía a instaurar Jesús.

La Iglesia de todos los tiempos que quiere renovarse, tiene que hacerlo según el Espíritu del resucitado. Para resolver el problema social, es social para los políticos, pero para los cristianos es problema religioso, de fe. No basta la ciencia económica, porque no bastan estructuras si no son fruto de un corazón compasivo. Tenemos que participar activamente creando mentalidad de una cultura humana y humanizante. Hay que sembrar el evangelio de la compasión.

Domingo 08-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Isaías 5,1-7 / Sal 79,9.12.13-14.15-16.19-20 / Filipenses 4,6-9 / Mateo 21,33-43

Todas las lecturas nos ponen frente a lo que ya el salmo expresa, la viña del Señor Jesús la actualiza a su tiempo; actualicémosla a nuestra historia. La viña, pueblo de Dios es lo que llamamos Iglesia compuesta por cristianos/as.

La comunidad es interpelada por esta Palabra de Dios; cada uno de nosotros es como una viña que debe dar frutos; ¿y qué frutos tenemos que dar? Los del Reino que anunció Jesús, frutos evangélicos, dar testimonio con nuestra vida que siendo cristianos somos distintos a los que no lo son. Hoy el nombre de cristianos ha sido vaciado; tenemos que ser auténticos cristianos. San Pablo a los Colosenses 3, 5.8 toma los frutos del hombre adamítico que no vivía de la fe que Jesús había traído. Los llama a ser coherentes con la fe en Jesús muerto y resucitado para dar los frutos del hombre nuevo, frutos del Reino. No borrar de la propia vida las prescripciones que da el Magisterio de la Iglesia, y en el caso de los consagrados, los que no escuchan a sus superiores que les hablan en nombre de Jesús. Los que escuchan y viven de acuerdo al anuncio del Reino, los que responden, los que pueden decir que son testigos del Reino son coherentes a su fe.

Sábado 07-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Hch 1, 12-14 / Salmo Lc 1, 46-55 / Lucas 1, 26-38

¡Atención!, a nosotros que frecuentamos la lectura del evangelio, de la Palabra de Dios, si no nos detenemos con tiempo reloj a escuchar lo que hemos leído, aquella frase, palabra para que en silencio esa palabra decante, se disuelva en lo más profundo de nuestro corazón, el centro de opciones. Es la reflexión orante y contemplativa; como fue Jesús y María.

Hoy celebramos a María Madre de Dios en la advocación del Rosario; y a la luz del evangelio qué gran noticia tenemos hoy en la Palabra. Una joven de un pequeño pueblito, elegida para ser Madre de Dios; qué rápido decimos Madre de Dios, por eso tenemos que aprender el lenguaje de Dios. A Dios no se lo escucha sino en el silencio interior, porque se puede estar en silencio pero llenos de otros pensamientos. Ser capaces de escuchar a Dios es un don.

María supo escuchar a Dios, y esto puede acontecer en una persona si hace silencio interior. No se llega a ser mínimamente cristiano sin una dosis de silencio interior, darle tiempo a Dios, estar ocupados en Dios. Jesús aprendió a ser Hijo de Dios, escuchando a su Padre en el silencio. A pesar de todo el bullicio ser hombres y mujeres de silencio. Una persona consagrada que no guarde silencio, no tiene nada de consagrada; dichosas ustedes que están llamadas a vivir su consagración a la manera de María de la Visitación

Viernes 06-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Baruc 1,15-22 / Sal 78,1-2.3-5.8.9 / Lucas 10,13-16

Este pasaje evangélico lo titularía una severa y clara advertencia de Jesús a que no nos engañemos, que escuchemos a quienes de una u otra manera nos corrigen, nos indican los errores que tengamos. Todos necesitamos una palabra de orientación a que no perdamos la meta, el plan de Dios, el proyecto de dios en Jesucristo para cada uno de nosotros.

Para eso Jesús resucitado dejó lo que hoy llamamos la Iglesia; es como una pedagoga asistida por el Espíritu Santo en sus organizaciones para no equivocarnos, vivir los dones de dios sin engreimiento, o creyendo que a los dones de Dios los merecemos o nosotros los hemos alcanzado con nuestro esfuerzo. Usar los talentos, los valores humanos y de orden espiritual que poseamos para lo que tenemos que buscar, el Reino de Dios, el reinado de Dios en nuestros corazones y en el mundo que nos toca vivir.

Jueves 5 de octubre     

A la luz de las dos lecturas, a la luz de las dos escenas que nos muestra cada lectura: el pueblo reunido  escucha la Palabra de Dios que habían recuperado, en tiempo de esclavitud la habían perdido y pasaron todo un día reunidos en torno a la Palabra. La otra escena , la de Jesús que no sólo envía a los apóstoles sino también a sus discípulos mucho más numerosos que los doce.

Hace más de medio siglo y algo más de la celebración del Concilio Vaticano II que tiene toda una constitución con la consigna de devolverle la Biblia al Pueblo de Dios donde encontrará la Palabra de Dios.

Hoy se habla de misión ¿qué contenido tiene? La palabra misión se entendía con un contenido reducido: obispos, sacerdotes y algunos grupos . Jesús no usó la palabra "misión", usó las palabras: discípulos, testigos, salida: vayan y anuncien.

Si hoy preguntamos quién es un cristiano , nos responden que es aquel que va a misa los domingos. A veces ni se le pregunta cómo es su vida cotidiana. Si ha cumplido con la misa se lo considera un cristiano práctico.

Para Jesús un hombre de fe cristiana no es el que simplemente va al culto sino que es aquel que cree en el Evangelio, que contiene el pensamiento de Jesús sobre el quehacer cotidiano, sobre la vida social, política, económica, cultural, familiar.

Va a costar mucho tiempo pero hay que retomar la misión con el pensamiento de Jesús. Toda la comunidad cristiana es misionera y toda la persona que sea testigo, discípulo, que vive lo que cree , que anuncia y enseña. Tienen conciencia que los matrimonios cristianos , si son cristianos verdaderamente , son misioneros en la familia. Ésta es la primera misión. Los padres cristianos son los que forman en la fe cristiana.

Martes 03-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Zacarías 8,20-23 / Sal 86,1-3.4-5.6-7 / Lucas 9,51-56

Qué dichosos que somos nosotros que hemos encontrado la fe cristiana. Sabemos que en la vida nos acompaña el mismísimo Dios; no estamos solos en ningún momento de nuestra vida, Dios está como Padre que es, cuidando que no nos equivoquemos, que no tropecemos, que no tomemos un camino que no sea para nuestra felicidad. Hay momentos de encrucijadas como los que tuvo el mismo Jesús; ¿y cómo los encaró Jesús? Como Hijo de Dios vivo, como Hombre perfecto no quería morir, y sabía que tenía la misión de ser el salvador del mundo. Se hizo uno de nosotros para vivir la vida humana, asumir hasta la muerte, y como conocer de las Sagradas Escrituras sabía que la misión del Mesías iba a terminar como iba a terminar Él.

Orando iba a reafirmar su sí al Padre; cuando vio con claridad que el camino era subir a Jerusalén para entregarse a sus adversarios, tomó el camino decididamente, hizo una opción. Jesús es modelo y fuente que tenemos que vivir de opciones, no de veleidades y entusiasmos. Cuando no se ha madurado en la opción, se arrastra la vocación de consagrados. Dios está con nosotros en Jesús, pidamos la gracia de ser personas de opciones. Si nos ha llamado y nos llama, por más dificultades, contratiempos, si es la opción, somos capaces de buscar la decisión firme y que nos lleva al triunfo final, a la felicidad.

Lunes 02-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Éxodo 23,20-23 / Sal 90 / Mateo 18,1-5.10

La lectura que hemos escuchado nos trae el eco de la festividad de ayer, santa Teresita Doctora de la Iglesia; 24 años de vida. ¿Y a qué universidad católica fue?, ¿con qué teólogo recibió sus enseñanzas? Santa Teresita con la lectura de hoy “el más grande en el Reino de los cielos, será el más pequeño”, con su espiritualidad de la infancia espiritual, Doctora, porque tuvo como teólogo a Jesús, en su vida cotidiana. Tomó en serio que Jesús es la sabiduría y poder de Dios. Nosotros más bien creemos que Jesús es el poder de Dios, por eso le pedimos ayuda, milagros; ¿pero le hemos pedido saber vivir, encarar nuestra vida con el proyecto de Dios? esto lo podemos hacer como lo hizo Teresita, conversando con Jesús. Cuando leía el evangelio lo hacía escuchando a Jesús y luego en su oración ante el Santísimo, oración diaria, le escuchaba buscando la verdad de su vida.

Les pido a los miembros del Instituto que a partir de la festividad de ayer, no la cierren, sino que renueven un proceso de escuchar la Palabra de Dios en forma orante. Necesitamos silencio interior para escuchar qué nos dice Jesús, qué debemos hacer, qué no hacer, qué pensar, qué encarar. El mejor discernimiento es hacerlo con Jesús y ayudarnos de las mediaciones, como hoy los Ángeles custodios. No hay mayor felicidad que escuchar la Palabra de Dios y ponerla en práctica.

Domingo 01-10-2017

Textos bíblicos para leer orando: Ezequiel 18,25-28 / Sal 24,4bc-5.6-7.8-9 / Filipenses 2,1-11 / Mateo 21,28-32

Este domingo en la festividad de Santa Teresita, en el Instituto Cristífero es nuestra co-patrona, y es modelo y testimonio de nuestro carisma, que la llevó a ser testimonio de misionera a nivel mundial. Testimonio de misionera no saliendo de la celda, no saliendo de una enfermedad que la postró en una cama; testimonio de amor a la manera del mismo amor de Jesús por su Padre, siendo obediente a su Padre.

Santa Teresita aparentemente no hizo nada, pero fue obediente a Dios a través de una obediencia hasta heroica en su Convento; no obediencia carcelera, sino una obediencia como expresión del amor. Vivió tomando el evangelio para encontrar qué le decía Jesús como voz del Padre celestial. Fue pionera de la lectura y obediencia a la Palabra de Dios, porque allí encontraba lo que Dios quería de ella a través de Jesús. Fue una joven enamorada de Jesús porque el profeta del Padre Dios para con ella. En su sencillez llegó a decir que ella quería ser como un juguete en las manos de Jesús. El sufrimiento de su enfermedad fue caldo de cultivo de su amor, porque lo vivió a la luz de la fe, no a nivel sentimiento. Amó sin sentimientos naturales, amó desde la fe árida y oscura. Mostraba que amaba porque era obediente, la obediencia de la fe.

Sábado 30-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Zacarías 2,5-9.14-15ª / Jr 31,10.11-12ab.13 / Lucas 9,43b-45

A propósito de la primera lectura de Zacarías, en esa alegoría de una Jerusalén invencible, donde había murallas de fuego; se nos presenta la realidad. Todo el Antiguo Testamento fue una alegoría, no tuvieron la realidad; por eso que es una historia de un pueblo, de vida de esclavos de otros pueblos. La realidad del triunfo no había llegado.

Era lo que anunciaba Jesús; aun el Jesús histórico cambia totalmente la expectativa. No es triunfo histórico, el triunfo definitivo está más allá de la historia. Pero ya con la venida de Jesús, no solamente promete el triunfo, sino que deja la semilla, su muerte y resurrección. En un hecho histórico iluminado por la fe se convierte en un triunfo para Él y una esperanza cierta para con nosotros, su muerte es el comienzo de una vida triunfal y gloriosa, su pascua.

A la luz de la fe, el horizonte de todos nosotros es la vida eterna, gozo inefable, no obstante las contradicciones, derrotas, persecuciones, incomprensiones, los dolores de nuestra vida histórica, vividas en la fe de Jesús muerto y resucitado se revierten en un gozo eterno. Es lo que hemos escuchado tantas veces, vivir en forma pascual, como lo decía Betty Abadía: “vivir de pascuita en pascuita”, y la carta a los Hebreos lo expresa: mi justo vive de fe en fe con los ojos fijos en Jesús muerto y resucitado.

Viernes 29-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Daniel 7,9-10.13-14 / Sal 137,1-2a.2b-3.4-5.7c-8 / Juan 1,47-51

Esta festividad de los tres Arcángeles nos pone frente a una realidad de todos los días. Desde que hemos sido concebidos, hemos emprendido un viaje que para los que no tienen fe cristiana, es un viaje a la muerte; se nace para morir, con un destino incierto o para nada. Los que tenemos fe tenemos una gracia inconmensurable, sabemos que nuestro destino es el de una vida llena de gozo que hoy no podemos explicar y entender.

Estamos en viaje a la eternidad que va a ser en el proyecto de Dios si somos fieles a sus enseñanzas, a sus mandamientos que nos muestran el camino del destino feliz, de tal suerte que nuestra muerte gracias al amor de Dios para con nosotros, será transformada en la vida.

Esta es nuestra gran alegría, nuestra fe, y no importa los inconvenientes, riesgos que tengamos en esta vida. El Padre Dios nos ama y cuida tanto que nos ha enviado a su Hijo para que sea nuestro acompañante constante; nos ha enviado también a los ángeles, el ángel de nuestra guarda, también a un arcángel-san Miguel-, que tiene por misión combatir al enemigo mayor que tenemos en nuestra vida que es el demonio. Él lo ha vencido de una vez para siempre; la Iglesia lo ha tomado como custodio de la Iglesia Universal para todos los embates que el demonio realiza para ganar la batalla final.

En esta festividad de los Arcángeles, los tenemos que tener presentes para evitar todas las tentaciones y rezar el Padrenuestro a ciencia y conciencia; hay allí una invocación: “Padre líbranos de caer en la tentación, y líbranos de todo mal”

Jueves 28-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Ageo 1,1-8 / Sal 149,1-2.3-4.5-6a.9b / Lucas 9,7-9

A veces tenemos pensamientos de Jesús histórico, tenemos hasta cierta envidia de los que vivieron con Él en Nazaret, de los apóstoles; y con razón Jesús ha dicho: más dichosos son aquellos que creen sin haber visto. Felices nosotros que vivimos este momento; de relacionarnos con Jesús a la luz de la fe.

Como la humedad ha penetrado en una pared; así nos puede pasar si estamos atentos para que Jesús sea nuestra propia vida, y podemos exclamar como san Pablo: “vivo yo más no yo sino Cristo que vive en mí”. Esto lo vamos percibiendo por nuestros sentimientos para con los demás. Jesús no pasó indiferente ante nadie; vivió compadeciéndose del necesitado. Jesús es el Hijo de Dios, y Dios se presenta así.

En la primera lectura le reprocha a su pueblo que está preocupado de su propio techo, pero no se preocupa del estado ruinoso del templo; esto es un símbolo del cuidado de Dios por los templos vivos que somos nosotros. No le importa a Dios, si se quiere, el templo material que es un símbolo del templo viviente como hijos de Dios. Nos tenemos que reprochar y hacer pensar a los creyentes, si vivimos satisfechos porque comemos, bebemos, nos vestimos, tenemos calefacción, médicos, salud, la oportunidad de conocer quién es Dios. ¿Nos preocupamos por los que no conocen a Dios, no tienen ciencia suficiente, salud, medios para vivir con un mínimo de comodidad? La preocupación por la vida humana no debe cerrarse en nuestra persona, debe extenderse al mundo de los necesitados, al menos con la oración; pero no quedarnos simplemente con la oración.

Nosotros somos llamados a ser cristianos, a ser consagrados, para derramar nuestra vida cuidando a los demás. El cielo está abierto para aquellas personas que cuidan a sus hermanos en sus necesidades.

Miércoles 27-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Esdras 9,5-9 / Tb 13,2.3-4.6 / Lucas 9,1-6

Una reflexión sobre la primera lectura; nosotros los cristianos ¿qué actitud tomamos frente a la corrupción de nuestra sociedad?, aun la corrupción dentro de la Iglesia en algunos de sus miembros o en grupos de miembros de Iglesia. ¿Nos lamentamos, nos indignamos, o como Esdras ante la infidelidad del pueblo de Dios, se levanta a orar y pedir perdón a Dios por el pueblo? Esta es la actitud de fe, y Dios, como a Esdras, nos va a escuchar.

La lectura del evangelio nos pone frente a dos temas. Dios nos envía, como Jesús a los discípulos, a anunciar la Buena Nueva sanando a los enfermos, socorriendo las necesidades que padezcan aquellos que encuentran en la misión. Es la actitud que tenemos que tomar hoy, sanar; tener presente la leyenda “el médico cura, Dios sana”. Curaba al enfermo si era para gloria de Dios. El sacramento de la unción tiene este objetivo, el de sanar si es para bien integral del enfermo y gloria de Dios su curación, y vuelva a vivir la comunidad de Iglesia.

El otro punto es que Jesús elige a sus discípulos y los envía inmediatamente; no los elige a los discípulos para que estén con Él aprendiendo y aprendiendo, sino que a medida que lo van escuchando, los va enviando a la misión. El discípulo tiene la misión de ser testigo de que vive lo que escucha de su Maestro. El cristiano es alguien que Jesús elige para que se encargue de sus hermanos/as; no se es cristiano para sí, sino para vivir una misión. La misión de ponerse al servicio de los demás. Esto es lo que está enseñando nuestro Papa Francisco cuando pide una Iglesia en salida. 

Martes 26-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Esdras 6,7-8.12b.14-20 / Sal 121,1-2.3-4a.4b-5 / Lucas 8,19-21

Ayer teníamos a Ciro, hoy a Darío; dos poderosos del mundo, dueños como emperadores de un imperio, y una rareza aparentemente pero muy normal para quienes sabemos quién es Dios.

Dios obra en la historia si le pedimos, si lo dejamos obrar; a pesar que fue rechazado, Él nos buscó nuevamente en Jesucristo. Por eso que Jesús es el Señor de la Historia. Dios puede obrar en la historia si encuentra a alguien que le dé cabida, como el sol ilumina si las nubes se abren. ¿Cómo lo dejamos obrar a Dios? Estamos en la novena de santa Teresita, y Santa Teresita era sumamente caprichosa no obstante la muy buena educación, pero se entrega verdaderamente a Dios y confiesa que en el cielo le va a pedir a Dios hacer los caprichos que no hizo aquí en la tierra en obediencia como expresión de la voluntad de Dios.

El mismo Jesús nos lo dice en el evangelio: mi madre, mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica. Darle espacio a Dios para que nos lleve a la cumbre del amor y la santidad que tiene pensado para nosotros, es ir haciendo su voluntad. Y esta es la gracia sobre gracia que tienen los que hacen voto de obediencia; porque hacer la voluntad de Dios para vivir la vida como vale la pena vivir, la tiene que hacer todo ser humano.

Hacer la voluntad de Dios y dejarse enseñar por quienes los educan, los padre, colegio y en la vida cristiana, los pastores, en los consagrados los superiores. Se es cristiano para realizarse plenamente como ser humano.

Lunes 25-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Esdras 1,1-6 / Sal 125,1-2ab.2cd-3.4-5.6 / Lucas 8,16-18

Con que insistencia Jesús pone con frecuencia la comparación de la luz para enseñarnos la misión que tenemos sus discípulos/as en este mundo; de una u otra manera siempre es una Babel; el mundo se vuelve a convertir en Babel cuando se construye a espaldas de Dios. El Babel es el signo de la vida hasta incomprensible, sin sentido, envuelta y abatida por problemas sin solución. Dios tiene siempre un estilo, el estilo que practicaba Jesús ante muchedumbres hambrientas, Él hacía el milagro pero pedía la cooperación del hombre; por eso les dijo: denles ustedes de comer, y de lo poco que tenían hizo el milagro.

Apliquémoslo al hoy de nuestra historia, a lo que estamos viviendo en la Argentina. Desde décadas la ciudadanía argentina tiene siempre una frustración, una esperanza en alguna elección pero después la frustración vienen porque no hay solución. Un mundo sin Dios que termina desarrollando una sociedad frustrada, y ante la frustración san Pablo siguiendo la enseñanza de Jesús, llama  a los discípulos a que salgan a la luz y sean luz que dé sentido y solución a la frustración que se vive.

Jesús está clamando para darle solución al hambre argentino, a tantas necesidades que se padecen teniendo un país rico. Esta es la voz de Dios que tiene que escuchar el laicado argentino, ciudadanos con fe en Jesucristo, poniendo la esperanza en la Verdad, Jesús y su evangelio. Si se escucha a Jesús y su evangelio, la miseria, el hambre, el mundo corrompido a todo nivel. La solución de todos los problemas de este mundo es Jesús

Viernes 22-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: 1 Timoteo 6,2c-12 / Sal 48 / Lucas 8,1-3

Les recomiendo que tomen la primera lectura en lectura orante para que sea una palabra que penetre en lo íntimo de nuestro ser, y seamos capaces de opciones que sean coherentes con nuestro ser de hijos de Dios, cristianos.

En el evangelio me detengo en una realidad explosiva para el tiempo y época que vivió Jesús. Hoy no le damos casi importancia; Lucas fiel historiador y evangelizar, la da y nombra y “otras muchas”. Esta realidad y hechos en su predicación de hombre judío que se acompañara también de mujeres, esta actitud de Jesús abre una nueva era, la que hoy llamamos la libertad de hombres y mujeres por igual; la igualdad de derechos de hombres y mujeres.

En la época de Jesús ningún maestro, fariseo o sacerdote se atrevía ni siquiera a aparecer en público con su esposa o hijas. La mujer era reducida a vivir encerrada en su casa. Jesús nos da una lección; en este pasaje hay que ser cristianos de nuestra época pero libres en no atarnos, no ser esclavos de lo que no sea coherente a nuestro ser íntimo de hijos de Dios. Vivir en libertad de hijos de Dios, que muchas veces en un mundo no cristiano hasta puede costar hasta el testimonio de la sangre, los mártires. Mártires de tomar decisiones, de saber decir no para no cometer una injusticia, no ser cómplices de soborno, y hasta renunciar a cargos públicos para no ser cómplices de leyes como en el caso del aborto, de la eutanasia. Este es el martirio de la inmensa mayoría de los laicos comprometidos con su tiempo en una cultura anticristiana, pero que tiene sus valores y desvalores; viven los valores y renuncian a los desvalores.

Miércoles 20-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: 1 Timoteo 3,14-16 / Sal 110,1-2.3-4.5-6 / Lucas 7,31-35

La primera lectura de Pablo a Timoteo, les recomiendo hacer una relectura orante. En síntesis, tener en cuenta los detalles desde el punto de vista humano; no quedarnos simplemente en personas educadas, ordenadas, sino que estamos llamados a ser personas contemplativas de lo que significa el misterio de Dios en relación a todos los instantes de nuestra vida. No nos olvidemos que Dios quiere de nosotros, no tanto actos de culto, sino que nuestra vida sea un acto de culto, de adoración. Tomemos, apropiémonos de aquello que Pable llegó a decir: “ya sea que coman, ya sea que beban, háganlo en nombre del Señor Jesús”.

La segunda lectura puntualizo la importancia de lo esencial en todo cristiano, de modo particular de los consagrados. Esta parábola de Jesús es una síntesis de la persona que llega a adolescente en toda su vida, que no ha crecido, no ha llegado a la madurez espiritual, psicológica, a la madurez de la fe. Jesús describe maravillosamente lo que hoy sería la persona siempre quejosa; bisagra oxidada, si se abre la puerta se escucha un quejido, si se cierra la puerta se escucha otro quejido, disconforme de lo bueno y malo; es la persona que no encara con espíritu vigoroso su vida. En la vida espiritual entonces termina siendo la persona mediocre, porque para salir de la adolescencia, psicológicamente hay que salir con opciones; el inmaduro es quien no termina nunca de tener una opción por su vida, es el veleidoso.

Jesús tuvo una opción en su vida y la cumplió aun cuando para cumplirla debía entregarse a la muerte; pero era una opción por amor. Pensemos todos cuál es el eje en las opciones de nuestra vida, sino no somos un hombre o mujer definido. Pidamos la gracia de vivir con el sí-sí, no-no como nos pide Jesús.    

Miércoles 13-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 3,1-11 / Sal 144,2-3.10-11.12-13ab  / Lucas 6,20-26

La primera lectura a los Colosenses la recomiendo a todo cristiano, que se haga lectura orante y no se queden con haberla leído, escuchado; de modo especial se la recomiendo a los miembros del instituto Cristífero. Esta carta la tienen citada en las mismas Constituciones, porque el eje de esta carta pasa por esta frase: “muertos al pecado escondidos en Cristo para Dios”. Quienes vivamos esta frase, estamos constantemente muriendo a todo lo adamítico, y viviendo para Dios, como sus hijos y hermanos de los demás.

La segunda lectura hay que leerla con el versículo del salmo, Dios es bueno con todos, pero porque es bueno también señala dónde está la felicidad real. Las lamentaciones para los ricos y satisfechos, es, no una condenación sino una advertencia de Padre que se lamenta porque se instalen y la felicidad sea el tener cosas. La felicidad del ser humano está en vivir para lo que ha sido creado, vivir usando de las cosas como si no se usaran; viviendo con psicología de peregrino llevando solo lo necesario, no acumulando. El que acumula bienes se hace daño a sí mismo en primer lugar, y luego a los demás porque lo que se acumula se está robando a otros.

¿Dónde ponemos nuestra felicidad? La felicidad se obtiene más dando que recibiendo. Dar, dar y darse. 

Martes 12-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 2, 6-15 / Sal 144, 1-2. 8-9. 10-11 / Lucas 6, 12-19

En esta conmemoración del dulce nombre de María no podemos pasar por alto sin decir al menos que tengamos, después del nombre de Jesús, sumo aprecio al nombre de María. Son dos nombres que aterran a los demonios, que alegran inmensamente el corazón de quienes los pronuncian. El nombre de Jesús y de María va unido al último versículo del evangelio; los que los tocaban recibían una fuerza, Jesús transmite a Dios, al Hijo de Dios.

San Pablo lo señala en la primera lectura; esta es una síntesis de quién es Jesús, de su identidad y de quién es para con nosotros. Cuando decimos la palabra Jesús estamos tocando de hecho, relacionando con todo lo que es Jesús, Hombre-Dios. Por eso que al nombre de Jesús los demonios se espantan, y nosotros encontramos nuestra vida, podemos llegar a la más profunda intimidad con Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que nunca caiga de nuestros labios estos dos nombres –Jesús, María. Todos los días que nuestras últimas palabras sean Jesús, María, José. Recuperemos el nombre de Jesús, el de María y el de José porque es una manera de recuperar al mismo Jesús. Tenemos que ser vitalmente cristocéntricos. El nombre de Jesús es la oración más eficaz. 

Lunes 11-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 1,24–2,3 / Sal 61,6-7.9  / Lucas 6,6-11

Nos llamamos cristianos, porque hemos sido bautizados; si se les pregunta hoy a la mayoría de los que se dicen cristianos, dicen que están bautizados en la Iglesia católica. ¿Eso es ser cristianos? Tenemos que devolverle al nombre de cristiano su realidad; hay quienes dicen que son cristianos y prácticos. Se ha reducido el nombre de cristiano en una mayoría al hombre o mujer del culto católico. Jesús entrando en la sinagoga para orar, para dar culto a Dios en su época, ve a un ser humano necesitado de ayuda, deja el culto y atiende esa necesidad, pasando más allá de lo establecido por la ley. No deja a Dios, sino que sirve a Dios, honra a Dios, reconoce a Dios creador, el Señor de cada uno, atendiendo la vida del ser humano.

El cristiano es aquel que asume los criterios y las actitudes de Jesús. Jesús fue enviado para salvarnos, pero ¿en qué consiste la salvación? Los salvados son ante todo los que han atendido al prójimo necesitado de lo que fuere para que pueda vivir en dignidad. El culto que Dios quiere es nuestra propia vida programada según su proyecto. Necesitamos orar pero para cumplir el proyecto de Dios en nosotros y en la sociedad. No basta decir Señor, Señor; Jesús nos va a reconocer si cuando estuvo enfermo, necesitado, encarcelado, sin alimento, sin sentido de la vida, a Él se lo hemos hecho. Jesús se identifica con el pobre de algo; si queremos encontrar a Jesús, busquemos al pobre. Así nuestra vida estará dando culto a Dios.

Domingo 10-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Ezequiel 33,7-9 / Sal 94,1-2.6-7.8-9 / Romanos 13,8-10 / Mateo 18,15-20

Este domingo lo podríamos llamar como el domingo del amor de Dios; pero bajo otro aspecto, el domingo del perdón. Para nosotros la palabra perdón, aun a los cristianos de muchos años, tiene una resonancia a algo jurídico. No es así para con Dios. Para Dios perdonar es amar, es misericordia; la misericordia es amor que se baja al miserable.

La primera lectura es tan expresiva; si nosotros no perdonamos en nombre de Dios, de Jesús, por ser cristianos, no por dejar pasar, por diplomacia, para quedar bien, sino para que el que nos ha ofendido vuelva en amor a una vida fraterna. Otra cosa es si se ha hecho todo lo posible para expresarle que vuelva al camino de la fraternidad, a convivir reconciliados, y esa persona no acepta, el frustrado/a es el que rechaza la actitud de amor.

Corregir al equivocado es un acto de misericordia. Parecería extraño pero la religión cristiana es la religión del amor. No es la religión de actos, estos son en la Iglesia signos de que se está amando.

Sábado 09-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 1,21-23 / Sal 53,3-4.6.8 / Lucas 6,1-5

Cuando a un cristiano hoy se le dice tenes que dar culto a Dios, dar signos de tu religiosidad, ¿qué hace? Enseguida dice, el domingo voy a ir a misa. A las primeras comunidades y durante dos o tres siglos primeros entendían por culto ofrecer su propia vida en alabanza, en sacrificio, en la gloria a Dios; san Ireneo en el siglo II dijo “la gloria de Dios es que el hombre viva en dignidad”. Eran discípulos de Jesús y habían entendido que el culto era la propia vida, la propia conducta de acuerdo a las enseñanzas de Jesús.

A los primeros cristianos, los paganos los tomaron como ateos. Aceptaban todo tipo de religión, pero enseguida cada religión tenía su templo, su dios. Los cristianos no tenían templos. La única ceremonia que tenían era tan poco ceremoniosa, solemne, que pasaba desapercibida, la eucaristía en casas de familia. Las religiones paganas reducen el culto a Dios a las ceremonias. Jesús instauró la religión de la vida, del Dios viviente. ¿Por qué se ha perdido y trastocado? Hemos vuelto a que el cristiano cuanto más ceremonias, más solemnes y vistosas, está haciendo un acto cristiano.

Hay que volver a que conozcan los cristianos quién es Jesús para ellos, comenzando por el Magisterio de la Iglesia; Él es el dueño de la Iglesia, los demás somos servidores, Él es nuestro patrón y nos está recordando a todos que tenemos que vivir con los ojos fijos en Él, de acuerdo a sus pensamientos, a su proyecto. 

Viernes 08-09-2017

Textos bíblicos para leer orando: Miqueas 5,1-4ª / Sal 12,6ab.6cd / Mateo 1,1-16.18-23

Esta festividad de la concepción y nacimiento de la Santísima Virgen, en nuestro mundo pertenece a nuestra raza. No obstante la grandeza que es la mujer que bien se ha dicho que está en la misma frontera de la divinidad; no es divina pero es superior a toda otra creatura. Es la mujer con mayúscula. Gracias a Ella, a su consentimiento de ser la Madre de Dios, Dios está con nosotros.

Hoy es un día de contemplación. Se ha fijado el día de los consagrados en la Iglesia católica porque de alguna manera como en un espejo, los consagrados/as se ven reflejados en Ella; en el pensamiento de Dios todo lo que se inicia en Ella, se reproduce sobre cada uno de los consagrados.

Ella desde su concepción fue pertenencia de Dios; en Ella no hubo un instante de pecado, un apartarse de Dios. Fue la mujer llena de la presencia de Dios: Perteneció a Dios porque de Ella nacería Dios.  

¿Qué semejanza tiene para con nosotros los consagrados? Para todo cristiano y de modo especial el consagrado por el bautismo, es pertenencia de Dios, es templo vivo de Dios, es una creatura sagrada. La elección, la vocación de la